sistemas de evaluación
y necesidades específicas

Especialistas en
psicología educativa

En Centros Genios somos expertos en psicología educativa. Detectamos necesidades concretas y elaboramos programaciones a medida para el desarrollo integral de todas las capacidades. Trabajamos con Altas Capacidades, TEA, TDAH, casos de desmotivación, fracaso escolar etc.

Cómo realizamos
nuestro diagnóstico

En Centros Genios realizamos un diagnóstico psicopedagógico inicial gratuito para detectar necesidades específicas y, si se diera el caso, desarrollar programas específicos para cada niño.

Fase 1 evaluación inicial

En esta fase del proceso se evaluan aspectos relativos a la personalidad y a la individualidad de cada niño, así como su contexto familiar y escolar.

Habilidades

La evaluación de las habilidades sociales debe fundamentarse en diferentes tipos de registros y observaciones. En un primer momento, la entrevista con los padres nos proporcionará una primera información relevante acerca de las características del niño, su historia evolutiva y circunstancias actuales.

También es importante la entrevista con el maestro o tutor del niño que nos aportará datos de su funcionamiento con sus iguales.

Puede ser también necesario evaluar cual es el nivel de autoestima del niño. Con frecuencia la falta de recursos sociales lleva anexo la desmotivación, bajo auto-concepto e incluso depresión.

Capacidades

Es necesario valorar las capacidades y aptitudes de cada niño y las habilidades naturales que les caracterizarán a lo largo de su vida. Una vez se determinan, podemos concluir qué capacidades puede desarrollar cada niño, abarcando incluso aquellas que no existen de manera natural pero podemos desarrollar a partir del interés y la práctica. Las clasificamos en: Lenguaje, habilidades sociales, motriz, capacidad intelectual, intereses personales, artísticas y rasgos de personalidad.

Desarrollo cognitivo y motriz

La evaluación de las habilidades sociales debe fundamentarse en diferentes tipos de registros y observaciones. En un primer momento, la entrevista con los padres nos proporcionará una primera información relevante acerca de las características del niño, su historia evolutiva y circunstancias actuales.

También es importante la entrevista con el maestro o tutor del niño que nos aportará datos de su funcionamiento con sus iguales.

Puede ser también necesario evaluar cual es el nivel de autoestima del niño. Con frecuencia la falta de recursos sociales lleva anexo la desmotivación, bajo auto-concepto e incluso depresión.

Es necesario valorar las capacidades y aptitudes de cada niño y las habilidades naturales que les caracterizarán a lo largo de su vida. Una vez se determinan, podemos concluir qué capacidades puede desarrollar cada niño, abarcando incluso aquellas que no existen de manera natural pero podemos desarrollar a partir del interés y la práctica. Las clasificamos en: Lenguaje, habilidades sociales, motriz, capacidad intelectual, intereses personales, artísticas y rasgos de personalidad.

El desarrollo motor de los niños es un indicador muy importante en la detección de alteraciones en su desarrollo. Hacer un seguimiento de este proceso no es algo que compete exclusivamente al médico, el ámbito familiar y educativo tienen un papel muy importante que para garantizar el desarrollo físico y psicológico de los niños.

Contexto y entorno familiar

Las circunstancias que rodean la estructura familiar y social, así como la importancia concedida al estado de bienestar, justifican y hacen necesaria la intervención en este ámbito.

Por esto se realiza una evaluación de la forma en que se trabaja la intervención psicoeducativa en el medio familiar, la cual se aplica desde un enfoque preventivo (educativo o institucional). Con ésta se busca anticipar problemas o dificultades en los niños, pero cuando no existe la posibilidad de evitar que los problemas surjan, se interviene psicoeducativamente buscando minimizar las dificultades ya evidentes.

Evolución escolar

La evaluación y la observación nos permiten conocer en un sentido más global las fortalezas y debilidades de nuestros alumnos y planificar nuestra labor de forma que se optimicen unas y otras y, como ya sugeríamos, potenciarse al utilizarlas conjuntamente. Además, de esta forma valoraremos a nuestros niños desde una medida más amplia que el estrecho patrón que suele utilizar la escuela.

En los alumnos que presentan algún tipo de dificultad, esta evaluación de las inteligencias múltiples, nos ayudará a detectar en qué tipo de destrezas encuentran obstáculos y en cuales se muestran más competentes.

Inteligencias múltiples

Las circunstancias que rodean la estructura familiar y social, así como la importancia concedida al estado de bienestar, justifican y hacen necesaria la intervención en este ámbito.

Por esto se realiza una evaluación de la forma en que se trabaja la intervención psicoeducativa en el medio familiar, la cual se aplica desde un enfoque preventivo (educativo o institucional). Con ésta se busca anticipar problemas o dificultades en los niños, pero cuando no existe la posibilidad de evitar que los problemas surjan, se interviene psicoeducativamente buscando minimizar las dificultades ya evidentes.

La evaluación y la observación nos permiten conocer en un sentido más global las fortalezas y debilidades de nuestros alumnos y planificar nuestra labor de forma que se optimicen unas y otras y, como ya sugeríamos, potenciarse al utilizarlas conjuntamente. Además, de esta forma valoraremos a nuestros niños desde una medida más amplia que el estrecho patrón que suele utilizar la escuela.

En los alumnos que presentan algún tipo de dificultad, esta evaluación de las inteligencias múltiples, nos ayudará a detectar en qué tipo de destrezas encuentran obstáculos y en cuales se muestran más competentes.

El seguimiento de la evolución de los niños en edad escolar es determinante, sobre todo, entre los 6 y 12 años de edad. Valoramos las destrezas y los cambios de comportamiento a medida que se ubican en su entorno social, en su grupo de compañeros. La seguridad y la confianza de que los niños progresan de manera adecuada en conceptos sociales, académicos, de lenguaje es de vital importancia para garantizar su correcto desarrollo.

Fase 2 selección de programas

Una vez realizada la evaluación, podemos encontrarnos ante dos escenarios:

Propuesta de método o programa de innovación.
(Cuando no se detectan necesidades especiales)

logos

Evaluación específica adaptada a necesidades específicas
(Según se determina en la evaluación inicial)

propuesta de programa adaptado a las necesidades especificas de cada niño.

  • Mejora de las habilidade de niños/as con TDAH.
  • Adaptaciones curriculares en altas capacidades.
  • Pautas y seguimiento de niños con TEA.
  • Actividades de lectoescritura.
  • Adaptaciones a personas con dificultades varias.
  • Intervención en logopedia.

Fase 3 evaluación continua

Sea cual sea el programa seleccionado se hará un seguimiento y evaluación continua para garantizar el éxito del mismo.